Imagina que tienes un grupo de amigos con los que has formado un grupo de música con el que te reunes a ensayar y actuar y que tuvieras otro grupo de amigos con los que sueles ir en bicicleta por la montaña. Es evidente que en cada uno de ellos actuarás y hablarás de forma y de cosas diferentes. Pues una red social no es más que la versión online de esos diferentes grupos de amigos y cada una tiene su propia dinámica y pautas de funcionamiento.

Por ello, nuestro comportamiento como iglesia debe tener en cuenta esas normas y dinámicas que las hacen diferentes. Por ejemplo, si como iglesia compartimos más de 2 o 3 actualizaciones diarias en Facebook es posible que algunos seguidores se den de baja por considerar que invadimos demasiado su muro, sin embargo publicar menos de seis o siete tuits puede hacernos pasar desapercibidos en Twitter.

 

Algunas redes con las que nos vamos a encontrar y que veremos con más detenimiento son:

Facebook

Es una red generalista y, a la fecha de la creación del artículo, sobrepasaba los 1.100 millones de usuarios. Se suele usar para compartir estados de ánimo, situaciones, fotografías divertidas, etc.

Twitter

Es otra red generalista con más de 350 millones de usuarios. Lo que prima en ella es el momento, lo que está pasando justo ahora., y ahi que resumirlo en 140 caracteres.

Google plus

Una red similar a Facebook donde puedes organizar tus contactos por círculos de interés y donde existe una gran cantidad de grupos con intereses comunes.

Pinterest

Red generalista enfocada en la fotografía de alta calidad y en las infografías. El 80% de los usuarios son mujeres.

Instagram

Red enfocada en la fotografía creativa y en la del momento. Sería el equivalente gráfico de Twitter.

Youtube

La número uno en canales de vídeo. Muy usada por videobloggers y para subir cosas “graciosas”

Vimeo

Red enfocada en el vídeo creativo y de alta calidad

Linkedin

Red enfocada en el mundo profesional y empresarial.

 

Un ejemplo divertido que se da mucho por internet nos ilustra la forma de ser de cada red:

Facebook: Me gustan los donuts

Twitter: Me estoy comiendo un donut.

Pinterest: Ved que plato de donuts

Instagram: Mi donut con aire vintage

Youtube: Mirad como me como mi donut

Linkedin: Entre mis habilidades se encuentra comer donuts

Google plus: Soy un trabajador de Google y como donuts

 

Aparte de estas tienes otras muchas redes sociales dedicadas a temas más concretos, así desde redes dedicadas a mascotas a redes de aficionados a los trenes eléctricos puedes encontrar de todo.

¿Y tengo que estar en todas ellas? NO. Tienes que ver dónde se mueve la gente a la que quieres dirigir tu mensaje. Por ejemplo si quieres dirigirte a gente universitaria tu mejor opción es Twitter, si quieres dirigirte a gente joven o a personas de mediana edad tu opción es Facebook o si quieres alcanzar a personas a las que les gusta el arte probablemente Pinterest y los grupos de Google plus puedan ser una buena opción.

En cualquier caso ten presente que hacer un buen trabajo lleva tiempo, que cada red social tiene un enfoque distinto y que jamás debes compartir la misma actualización en todas las redes sociales y de la misma forma, por ello procura centrarte en aquellas redes más interesantes para tu iglesia y a las que puedas atender con dedicación. Si no es así es mejor que no estes.

Te dejo un mapa para que te hagas una pequeña composición de lugar de todo lo que te puedes encontrar.

Si encuentras que estos artículos son de interés ayúdame a difundirlos compartiéndolos con personas que puedan estar interesadas.

 

mapavertical-iredes

 

Share This
A %d blogueros les gusta esto: