A día de hoy, el blog es una de las mejores inversiones en cuanto a evangelización global se refiere. Cierto que, a priori, se ve como una actividad impersonal y que demanda un gran esfuerzo, pero las evidencias demuestran lo errado de esta opinión. Los blogs puede apoyar significativamente la labor evangelística y misionera de la iglesia, permitiéndonos presentar el mensaje del evangelio incluso en sitios inimaginables y atraer a otros hacia Cristo. Pero veamos más acerca de ello.

Presencia permanente

Cada uno de los artículos que se suban al blog va a estar presente 24 horas al día 365 días al año y esto no depende del número de voluntarios de la iglesia ni de la red de colaboradores ni de que esté presente el “especialista” en el tema. Tu mensaje va a estar disponible para quien lo necesita en el momento en que lo necesite.

Alcance universal

En mi blog profesional tengo visitas de más de 80 países diferentes. Por medio de un blog puedes apoyar la obra evangelística de tu propia congregación, pero también estarás apoyando la labor misionera en cualquier lugar del mundo en el que haya una persona que sepa hablar tu idioma.

Para que te hagas una idea, cada artículo escrito en castellano tiene un alcance potencial de más de 500 millones de personas, y el español es la segunda lengua más usada en Twitter.

Visibilización

Otro de los beneficios de abrir un blog es visibilizar la causa del evangelio y la labor de la propia iglesia local. Compartir el evangelio hará que otras personas puedan tomar conciencia de la necesidad de tener a Dios en sus vidas, pero también hará que Google sepa que estás ahí (a Google le encantan los blogs que se actualizan con regulardad y ofrecen buenos contenidos) y que la página web de la iglesia aparezca mucho mejor posicionada cuando una persona busque una iglesia en tu localidad.

Económia

Crear un blog está al alcance de cualquier congregación, e incluso al alcance de cualquier creyente (abrir un blog en WordPress.com es absolutamente gratuíto y solo te costará tu tiempo).

Ahora bien, si lo que vas a crear es un blog de iglesia, que normalmente formará parte de una web de iglesia, mi consejo es ambos sean desarrollados por un profesional del diseño web. Por ponerte un par de datos que veremos en posteriores artículos, cada segundo que la página tarda en cargarse pierdes más del 10% de los visitantes, y una vez cargada tienes solo 5 segundos para convencer al visitante de que siga viendo la página o el artículo.

La excelencia en el servicio al evangelio debe verse también en ello y una web que te dé un buen servicio durante mucho tiempo te costará menos que una campaña de un día. Por darte unas cifras el coste del desarrollo de la web/blog “normal” puede salirte entre 400€ y 800€ y el alojamiento te puede salir por entre 50 y 100 € anuales.

Generación de comunidad

A pesar de lo que pueda parecer, un blog no es un sitio impersonal. Una de las grandes ventajas de un blog es que crea una buena comunidad de seguidores que interactuarán con el autor y con otros lectores, llegando a establecer auténticos lazos de amistad.

Por supuesto, esto también supone tener una política de moderación de comentarios bien establecida y conocida por todos, aunque de esto se hablará en la sección de “Gestión de crisis”.

Tu espacio propio

Otra de las ventajas de tener un blog propio y no depender de terceros o de espacios en redes sociales es que en él tu estableces las reglas. Con esto quiero decir que tú decides de qué se va a hablar y cómo, si va a haber publicidad o no, etc., mientras que en sitios gratuitos o en redes sociales estás limitado por las políticas de publicación, por los programas de publicidad que tengan establecidos y, además, estás expuesto a que cuando quieran te puedan cerrar el perfil o el sitio.

Conclusión

Hemos visto algunos de los beneficios que conlleva el uso de un blog para compartir el evangelio. Es indudable que la mejor herramienta para el evangelismo es el contacto directo y personal, pero el blog es una herramienta muy a tener en cuenta para facilitar ese acercamiento inicial de las personas al evangelio y a nosotros, y nos va a permitir cononocer a personas a las que, de otro modo, jamás llegaríamos. Solo por esto ya merece la pena.

¿Listo para seguir?

 

Imagen por Corey Seeman en Flickr (CC)
Share This
A %d blogueros les gusta esto: